Jeff Koons y la Mona de Pascua (ESP)

Jeff Koons y la Mona de Pascua (ESP)

Existen artistas y/o exposiciones que te marcan, que son un antes y un después en tu percepción del arte. Mi padre, que también es historiador del arte, me ha llevado desde bien pequeña a ver todas las exposiciones posibles, sobretodo cuando viajábamos, y tengo que reconocer que estas vistas a museos o galerías son lo que más recuerdo de los viajes de mi infancia. 

Sin duda, una de las exposiciones que recuerdo más fascinantes es la de Jeff Koons en Versalles. No es necesario decir que Versalles es un espacio idílico, y ver esos salones majestuosos llenos de arte contemporáneo, sobretodo de un artista de la talla de Jeff Koons, no podía dejarte indiferente, y más cuando eres una niña de 13 años. Quedé fascinada: no entendía casi nada de lo que allí se enseñaba, pero estaba convencía de que quería saber más de aquel mundo estaño y sorprendente de Koons.

Jeff Koons (1955) es uno de los artistas vivos mas cotizado del momento. Originario de Pensilvana, en la actualidad vive y trabaja en Nueva York. A pesar de que es difícil de encasillar la obra de un artista contemporáneo que aún sigue produciendo, podríamos decir que el arte de Koons es un neo-pop, con incluso un aire kitch. 

Puppy, Jeff Koons, 1992, Guggenheim Bilbao.

Sus obras más famosas son las grandes figuras de metal en forma de globo de conejito o perro. Tal vez en España Koons es reconocido por el perro Puppy del Guggenheim Bilbao, una estructura de flores y arbustos en forma de perro, que vigila fielmente la entrada del museo. 

Bread with egg, Jeff Koons, 1997

La obra de Koons mas adecuada para estos días de Pascua es bread with egg, un oleo sobre lienzo realizado en 1997. Esta pintura superrealista de colores vibrantes nos presenta un pan, como dulce el propio titulo, con un huevo rosado en el centro sobre un fondo verde, parecido a los famosos “globos” del artista, o a un papel de regalo metalizado.

Como es habitual en el artista, este mismo motivo lo ha tratado en distintos soportes, como es el caso de un conjunto de 250 esculturas numeradas hechas en escayola y tempera.

Como pasa en muchas obras de Koons, podemos detectar unas fuertes reminiscencias de la felicidad en la infancia: un regalo, un dulce para los más pequeños (al igual que con los famosos globos o flotadores).

Bread with egg, Jeff Koons, 1995

La mona tradicional es una masa de brioche, muy parecida a la de un roscón de reyes. En Mallorca la mona con un huevo no es tan típica, pero con la misma masa lo que se hacía, y se continua haciendo, son los rollos: unos brioches en forma de anilla, mucho más grandes que los roscones de reyes, con caramelos o peladillas encima. Las peladillas son unas bolitas de azúcar de color blanco o rosa, que reparten los nazarenos a los más pequeños el jueves santo. Tal y como pasa con las monas, es tradición que los padrinos regalen los rollos a sus ahijados en estas fechas. Así pues, con esta receta os deseo feliz Pascua.

Mona de Pascua Tradicional

Eating Arts
Las monas son un pan dulce, muy parecido a un brioche o roscón de reyes decorado con un huevo, propias de las fiestas de Pascua. La tradición es que los padrinos la regalen a sus ahijados en estas fechas. Con esta receta conseguiremos unas monas muy blanditas y esponjosas, deliciosas para comer como postre o para merendar con un café. 
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 20 min
Tiempo de reposo 3 h 30 min
Tiempo total 4 h 10 min
Raciones 2 monas

Ingredientes
  

  • 500 g de harina de fuerza
  • 150 g de azúcar
  • 25 g de levadura fresca
  • 100 ml leche (yo he usado leche vegetal)
  • 3 huevos
  • 80 g de aceite de oliva
  • La ralladura de la piel de una naranja
  • 1 cucharada de agua de azahar (es opcional, pero a mi me gusta mucho el aroma que aporta a la masa)
  • 1 huevo para pintar la masa
  • Azúcar perlado (también se puede usar azúcar en polvo para decorar después de la cocción)

Huevos de colores

  • 2 huevos hervidos
  • Agua
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • Colorante alimentario en pasta del color que quieras (Yo he usado el color rosa de Wilton)

Elaboración paso a paso
 

  • Primero tamizamos la harina en un bol, dejando un agujero en el centro, donde meteremos el resto de los ingredientes.
  • Deshacemos la levadura en la leche tibia y lo metemos en el centro del bol. A continuación añadimos el resto de los ingredientes: los tres huevos, el azúcar, el aceite, el agua de azahar y la piel de naranja.
  • Con un procesador de alimentos con la función de amasar, amasamos la mezcla durante 5-10 minutos, hasta que quede unificada y lisa.
  • A continuación colocamos la masa sobre la mesa limpia y enharinada, y amasamos unos minutos más hasta que no se pegue en las manos. Es posible que tengamos que añadir una cucharada más de harina, ya que tal vez esté la masa un poco líquida, debido a que los huevos no son siempre del mismo tamaño, o por al agua de azahar.
  • Cuando la masa no se pegue en las manos, creamos una bola y la colocamos dentro de un bol limpio, recubierto de aceite. Lo dejamos reposar un pare de horas o hasta que doble su tamaño (A mi me gusta dejarlo reposar en el horno, donde la temperatura es constante). Mi truco para que el proceso sea más rápido es calentar el horno a 50º, y cuando tengamos que meter la masa a levar paramos el horno. 
  • Después de dos horas, o cuando la masa sea el doble, la colocamos sobre la mesa enharinada para crear la forma de las monas. Yo he hecho dos grandes, pero se pueden hacer tres o cuatro más pequeñas. Las dividimos en cuatro partes iguales (podemos ayudarnos de una balanza para saber si son todas iguales) y creamos cuatro churros. Dos de estos los trenzamos y luego unimos los extremos, creando así un agujero en el centro, donde colocamos el huevo de color. Repetimos la acción con los otros dos trozos. Colocamos las dos monas en una bandeja de horno con papel y las dejamos duplicar su tamaño en el horno.
  • Mis monas han estado 1 hora y media en doblar su tamaño, y es el momento de encender el horno a 180º calor arriba y abajo. Mientras el horno coge temperatura, pintamos las monas con un huevo batido y encima añadimos el azúcar perlado, el mismo que usamos en los roscones. Si no tenemos en casa lo podemos hacer mezclando azúcar normal y un poquito de agua, pero si lo preferimos podemos optar por el azúcar lustre cuando las monas estén hechas. 
  • Cuando el horno esté caliente, metemos las monas durante 20 minutos. Yo las he metido una detrás de la otra, ya que eran muy grandes y no quería que se pegaran. Si las tuyas son más pequeñas es posible que estén un poco menos de tiempo, y por eso es importante vigilarlas y comprobar la cocción con un palillo. Cuando estén listas las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla, y voilà!

Huevos de colores

  • Hervimos los dos huevos.
  • Cuando estén hervidos y fríos los metemos en un recipiente con agua, una cucharada de vinagre y el colorante que queramos.
  • Es interesante controlar como van cogiendo color, dependiendo de si los queremos más o menos teñidos. Pueden estar des de 15 minutos a unas cuantas horas.

Para saber más:



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating