Botticelli, la Venus y las vieiras a la plancha I (ESP)

Botticelli, la Venus y las vieiras a la plancha I (ESP)

Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi, más conocido como Sandro Botticelli (1445-1510), fue un pintor florentino renacentista del quattrocento. El apodo de Botticelli viene debido a que su hermano mayor era llamado Botticelli. Fue aprendiz de Filippo Lippi, de quien tuvo gran influencia. A pesar de que se inició en el arte de la orfebrería, en 1470 abrió su propio taller. De estos comienzos data La adoración de los Reyes Magos, de 1475, una de sus obras más reconocidas. 

Botticelli fue un pintor muy reconocido,y realizó encargos para personalidades como los Medici o el mismo papa Sitxo IV, que le encargó decorar parte de la Capilla Sixtina

A pesar de eso, sin ninguna duda podemos afirmar que las obras más conocidas de Botticelli son las alegorías neoplatónicas. Estas obras son pinturas con temática mitológica y son alegorías del amor: La Primavera (ca. 1482), Camila y el centauro (1482), Venus y Marte (1483) o El nacimiento de Venus (ca. 1485). Se cree que estas obras están vinculadas entre sí porque en todas ellas se muestra el ideal del amor así como lo desarrolló el filósofo neoplatónico Marsilio Ficiono, quien consideraba el amor como una doctrina compuesta por el deseo terrenal, el físico y el espiritual; una contraposición entre la sensualidad y el intelecto, entre la materia y el espíritu. 

Venus y Marte, Sandro Botticelli, 1483.

Se cree que El nacimiento de Venus fue un encargo que realizó el pintor para los Medici, donde se representa a la diosa desembarcando en la isla de Citeres (Chipre), y no su nacimiento. En la izquierda de la Venus encontramos el dios del viento Céfiro y la ninfa Cloris, que representan la unión neoplatónica de la materia y el espíritu. En la derecha, una ninfa arropa a la diosa, y sin duda nos recuerda a la Primavera. Detrás de este personaje encontramos laurel, una alusión a la familia Medici. 

El nacimiento de Venus, Sandro Botticelli, 1485.

En el centro de la composición aparece la Venus sobre una concha, desnuda, en señal de pureza, y se tapa con sus manos y su pelo. Lejos de una interpretación erótica, la diosa representa el ideal de inteligencia pura.  

Se cree que Botticelli tomó a Simonetta Vespucci (1453-1476) como modelo para su Venus. La Bella Simonetta fue la musa de muchos pintores en el Renacimiento, y se consideró la mujer ideal.

Como no podía ser de otra manera, esta conocida obra me ha inspirado unas vieiras a la plancha, un plato muy sencillo y uno de los mejores aperitivos para preparar en estas fechas.

Vieiras a la plancha

Eating Arts
Basándome en la Venus de Botticelli, os propongo un plato muy fácil y rápido de preparar para aperitivo, muy adecuado para estas fechas de fiestas.
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 5 min
Tiempo total 15 min
Plato Appetizer
Cocina Mediterranean

Ingredientes
  

  • Vieiras o zamburiñas (2 o 3 por persona)
  • Aceite de oliva
  • Sal gruesa
  • Perejil

Elaboración paso a paso
 

  • El primer paso es separar la carne de la concha, que guardamos para emplatar.
  • Limpiamos la carne con agua fría, para quitar un poco la arena que puedan llevar.
  • Sobre una sartén muy caliente con un chorro de aceite, colocamos las vierias, que se doren por cada lado, un par de minutos.
  • Las volvemos a colocar sobre las conchas (que también habremos limpiado), con un poco de sal por encima y una ramita de perejil (también podemos hacer un picadillo de ajo y perejil picado, aunque eso enmascara un poco el sabor del molusco). ¡Y voilà, listo para servir!

Para saber más:



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating