Matisse y el batido verde (ESP)

Matisse y el batido verde (ESP)

La raya verde, 1905, es un retrato al oleo hecho por Henri Matisse de su mujer, Amelie. El tratamiento del color es una novedad, y eso es el que caracterizará a los fauvistas: el uso indiscriminado del color. 

El título de fauvistas lo sacó la crítica de principios de siglo, que consideraba estas pinturas como bárbaras y realizadas por fieras, o “fauves” en francés. Tal vez Matisse es el pintor más representativo de esta breve corriente artística, que se basa en la utilización de colores puros usados de forma arbitraria, además de la línea cloisoné. Los fauvistas defendían que a partir del color se podía plasmar una emoción, y es lo que intenta hacer Matisse en esta obra, enseñándonos como ve él a su mujer, siendo el cromatismo lo más importante. 

Para entender el fauvismo es indispensable contextualizar el momento de principios de siglo XX: un auténtico rechazo hacia las academias y el nacimiento de les vanguardias. Así pues, la pintura era entendida como algo libre y esta libertad se representaba con el uso de estos colores arbitrarios. También es interesante captar la esencia japonesa de esta obra, que en aquel momento era una indispensable fuente  de inspiración en París. 

La receta de hoy está inspirada por la obra de Matisse ya que, al igual que la raya verde, este batido aparentemente no es lo que parece. Los batidos verdes tienen una apariencia peculiar, no parecen lo que son, y siento que de alguna forma eso era lo mismo que hacían los fauvistas con la utilización arbitraria de los colores. 

Así pues, aquí os dejo la receta de una de mis meriendas favoritas: un sorprendente batido de espinacas (¡¡que no sabe a espinacas!!).  

Batido verde

Eating Arts
Un delicioso batido de espinacas y frutas (¡¡el color engaña!!).
Tiempo de preparación 5 min
Plato Drinks
Cocina Healthy
Raciones 2 vasos

Ingredientes
  

  • 2 puñados de espinacas (cortadas y limpias… Yo uso las de bolsa)
  • 2 puñados de mango a dados (congelado o fresco)
  • 1 plátano maduro (se puede substituir por un yogur. Es indispensable para espesar la mezcla)
  • 1 puñado de arándanos
  • 1 vaso de leche vegetal (se puede regular la cantidad dependiendo de lo espeso que se quiera el batido)

Otras opciones deliciosas (realmente se puede usar qualquier fruta)

  • 1 kiwi
  • 1 puñado de piña a dados (congelada o fresca)

Elaboración paso a paso
 

  • 1. Triturarlo todo en un procesador de almentos o una thermomic hasta que quede una mezcla homogénea.
  • Si se quiere se puede pasar por un colador para quitar los trocitos, pero personalmente considero que le dan una buena textura al batido (y son una muy buena fuente de fibra y vitaminas).  

Para saber más:



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating