Jackson Pollock, el expresionismo abstracto y los bombones de colores (ESP)

Jackson Pollock, el expresionismo abstracto y los bombones de colores (ESP)

Jackson Pollock (1912-1956) es uno de los artistas estadounidenses más reconocidos del siglo XX, y una de las caras más representativas del expresionismo abstracto, el primer estilo artístico puramente estadounidense. Detrás del expresionismo abstracto encontramos el pilar teórico del crítico Clement Greenberg.  

Debido al trabajo de su padre, que era agrimensor, Jackson Pollock durante su infancia viajó por todo el país, entrando en contacto con pueblos nativos y con las granjas de la post-depresión. Pollock empezó como estudiante de arte en la Manual High School de Los Ángeles, en 1928, y dos años después se fue a Nueva York para estudiar en el Art Students, con Thomas Hart Benton. Conoció el muralismo mexicnao de la mano de Deigo Rivera y Siqueiros, y se empezó a interesar por la pintura de grandes formatos. En este período trabajó en la Federal Art Project, y en el 39 vio el Guernica de Picasso, que se convertiría en otro de sus referentes. 

Peggy Guggenheim y Jackson Pollock delante del Mural (1943), Nueva York, ca. 1946.

Su mecenas fue Peggy Guggenheim, asesorada por Duchamp, y la primera exposición de Pollock fue en la galería de Peggy, Art of This Century, en el 43. De este año es Mural, la obra que marca un antes y un después en Pollock: es la obra que arranca el expresionismo abstracto. No es abstracción del todo, ya que podemos encontrar aún elementos de realidad, pero no podemos hablar de fondo. El color está esparcido por todo el cuadro. Se dice que hizo el cuadro de forma visceral en una sola noche, aunque esto no es verdad, ya que con estudios se ha demostrado que hay distintas capas. Peggy subió el Mural en la entrada de su casa. 

Mural, Pollock, 1943.

En 1945 se casó con la artista Lee Krasner, y hacia el 47 incorpora la técnica del dripping o goteo, que consiste en salpicar pintura sobre la tela, que está en el suelo, ya que rechaza la idea de pintura de caballete.  

Jackson Pollock pintando – Lee Krasner, Hans Namuth, 1950.

La forma de creación del expresionismo abstracto es totalmente nueva: no se planifican las obras, es impensable hacer esbozos, y estas nacen y terminan de forma rápida, sin que la razón o la racionalidad tengan tiempo de actuar. También debemos recordar que Pollock, como muchos artistas expresionistas, trabajaban a menudo bajo los efectos del alcohol y/o alucinógenos, ya que concebían el momento creativo como un momento de éxtasis. 

Harold Rosenberg en 1952 llamó a este tipo de pintura action painting (o pintura de acción o gestual).

Nº8 (detalle), Pollock, 1949.

Hacia el 47, Pollock radicalizó su estilo y dejó de titular los cuadros. Empieza a utilizar grandes formatos verticales y paletas y pinceles más estrechos. La paleta de color es más apagada con grises, negros, ocres, blancos y algún punto de color. Su pintura se va volviendo más sintética e introduce pinturas industriales, como pintura de coche o de pared. Pollock murió en 1956 con 44 años, tras sufrir un accidente de coche bajo los efectos del alcohol.

Ritmo de otoño (Nº30), Pollock, 1950.

Así pues, basándome en las técnicas de Pollock del action painting, os propongo una receta muy creativa: ¡Bombones de chocolate de colores! Hacer bombones es todo un reto, pero con el material necesario es muy sencillo. Para mi, después de haber hecho muchas pruebas, lo esencial es un molde de policarbonato (que da brillo al chocolate), un termómetro de cocina, una espátula para limpiar el molde, chocolate de buena calidad y colorante liposoluble. El que yo uso es de la marca Squires Kitchen, que ya viene la manteca de cacao y el colorante mezclado. Es importante que el colorante sea liposoluble, ya que se debe fundir con la manteca, ¡no sirve cualquier colorante!

Para el relleno se pueden utilizar mil opciones: frutos secos enteros o en crema, fruta seca o liofilizada, caramelo o dulce de leche, licor ganache… Yo he usado la ganache de chocolate y naranja que os explique aquí, y es mi relleno favorito. Os dejo una video-receta a continuación y la receta escrita más abajo.

Bombones de colores rellenos

Eating Arts
Cómo hacer bombones de chocolate de colores rellenos en casa.

Ingredientes
  

  • 200 g de chocolate para postres
  • 20 g de manteca de cacao
  • Colorantes liposolubles (Yo uso los de la marca SQUIRES KITCHEN porque ya viene la mezcla de colorante y manteca lista)

Posibles rellenos

  • Ganache de chocolate negro y naranja
  • Ganache de chocolate blanco
  • Frutos secos como avellanas
  • Crema de avellana y chocolate
  • Frambuesa liofilizada
  • Toffee

Elaboración paso a paso
 

  • El primer paso es fundir la mezcla de manteca y colorante liposoluble al micro o al baño maría. Y cuando está derretido, con un pinzel vamos decorando el molde con los colores y las formas que más nos gusten. Yo imité el dripping de Pollock, salpicando con el pinzel. Es importante que el molde sea de policarbonato, porque así es mucho más fácil de desmoldar y obtenemos un chocolate más brillante.
  • Retriamos el esceso de color de la parte superior del molde y lo dejamos en el congelador para que se enfríe la manteca.
  • Fundimos al baño maría (o en el micro) los 200g de chocolate y la manteca de cacao, que nos aportará brillo al chocolate.
  • Lo atemperamos hasta los 29º aporx, y lo metemos en una manga pastelera.
  • Sacamos el molde del congelador y vamos rellenando cada cavidad con el chocolate atemperado. Y a continuación giramos el molde para que caiga el esceso (yo lo hago en una bandeja para poder reutilitzar ese chocolate). Con una espátula limpiamos el exceso del molde.
  • Llevamos el molde al congelador, mientras preparamos el relleno que prefiramos. Yo en este caso rellené los bomobnes con ganache, pero podemos hacerlo de mil sabores.
  • Cuando el chocolate en el molde esté duro, lo rellenamos sin llegar al borde, ya que debemos añadir más chocolate para sellar.
  • Volvemos a atemperar el chocolate que nos sobró antes y lo metemos de nuevo en una manga, para rellenar y sellar nuestros bombones.
  • Damos unos golpecitos al molde para que se selle correctamente y no queden burbujas, y lo dejamos enfriar (yo lo pongo unos 20 min. en el congelador para acelerar este paso).
  • Para desmoldar los bombones, debemos girar el molde sobre una superficie lisa y limpia, y damos un golpe seco con el molde sobre ésta para que se desprendan los bombones, que si están perfectamente atemperados saldrán sin problema, ya que al enfríar el chocolate atemperado se encoge.
  • Para guardarlos mejor fuera de la nevera, en un lugar seco y sin luz solar, dentro de un tupper o tarro de cristal bien cerrado.

Para saber más:



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recipe Rating